Casetas prefabricadas y 3 elementos más para resistir desastres naturales

Ante los recientes episodios sísmicos que se han presentado en le país, no solo en la Ciudad de México, sino en el sureste e incluso en el norte del territorio nacional, vale la pena pensar en los elementos que debe tener una construcción para sufrir el menor daño posible, conoce más con este artículo.
México no solo ha sido víctima de terremotos, sino también de inundaciones, huracanes, tifones o tornados, ningún lugar en el mundo está exento de sufrir un desasatre natural, por eso, es importante que suceda lo que suceda, estés preparado y tu construcción lo esté también.
Los desastres golpean en los momentos más inoportunos y el cambio climático lo empeora aún más. Según el Observatorio de la Tierra de la NASA, el aumento de las temperaturas debido al cambio climático puede aumentar la intensidad de las tormentas y otros desastres naturales como tsunamis, tornados, huracanes, terremotos, inundaciones, tifones, tormentas de nieve y más. De hecho, la NOAA informó que el cambio climático influyó en el 50% de los fenómenos meteorológicos extremos en los pasados años.
A continuación, conoce las 4 características que debe tener una construcción para combatir los embates de un desastre natural o sobrevivir a ellos:
Condiciones del suelo debajo de la construcción
La base sobre la cual estará cimentada tu construcción o proyecto es fundamental para su durabilidad y estabilidad. La condición del suelo puede clasificarse como firme, blanda o débil. Las condiciones débiles del suelo no son nada recomendables, la alternativa es fortalecerlo o compactarlo para hacer que el suelo sea más duro.
Cuando las casas se construyen sobre suelo blando, la tierra se vuelve incapaz de soportar la estructura, por lo que tu proyecto corre el riesgo de hundirse al igual que las arenas movedizas, sobre todo durante un terremoto.
Asegúrate de que todos tus proyectos estén construidos sobre un suelo sólido y duro para lograr una estabilidad fundamental y poder cumplir con los estándares de prueba de suelos antes de la construcción.
Usa materiales resistentes y ligeros a la vez
Asegúrate de que las características de los materiales con los que construyas resistan la fuerza bruta y los elementos naturales como el agua, el viento y el fuego hasta cierta capacidad.
Para que una casa o edificio se considere resistente, se utilizan materiales como muros de hormigón con aislamiento, acero de refuerzo o, paneles aislados para fachadas y para casetas prefabricadas Los materiales también se pueden incorporar con sustancias ignífugas para que sean más resilientes contra el fuego y el calor. Estos materiales fuertes, duraderos y de alta calidad deben ser ignífugos, resistentes al agua y pueden soportar una fuerza y vibraciones extremas durante los terremotos.
Una gran ventaja de las casetas prefabricadas es que entre más ligera sea la construcción, más resistente será a las cargas laterales. Los proyectos hechos con casetas prefabricadas usan materiales ligeros para que sea resistente a los terremotos. El peso extra, especialmente cuando el peso está más arriba (como en las casas de múltiples pisos), ejerce más fuerza sobre la base estructural y puede causar el colapso de un edificio.
Flexibilidad
Los materiales flexibles o deformables pueden doblarse o contorsionarse hasta cierto punto sin colapsar y romperse. Se debe observar una proporción y relación adecuados para evitar concentraciones de estrés y peso.
En las casas con casetas prefabricadas, las abrazaderas, las paredes de corte y las ataduras de pared conectan los pisos con el techo para mantener la estabilidad material y geométrica, y así acomodar las vibraciones y movimientos experimentados durante un terremoto.
Simetría
La simetría estructural es muy importante para tener proyectos de construcción resistentes a los desastres naturales, y así evitar las fuerzas de torsión durante los terremotos. En pocas palabras, las casas rectangulares con diseño simple pueden resistir mejor los terremotos que los diseños más complicados con secciones que sobresalen.
En un estudio sobre el viento realizado por el Instituto de Seguros para Empresas y Seguridad en el Hogar (IBHS), se descubrió que las casas modulares o prefabricadas con sus refuerzos adecuados ,se desenvolvían mejor bajo vientos fuertes de hasta más de 200 k/h y que el 80% de los daños en casas prefabricadas se debían a elementos como toldos que los dueños finales ponen por su cuenta a su construcción.
Invertir en proyectos de construcción mucho más resistentes a desastres naturales, te hará sentir más tranquilo sabiendo que podrás conservar tu patrimonio durante un tifón, un huracán o un terremoto.
Tener una casa que pueda soportar calamidades es lo mejor que puedes hacer para garantizar la seguridad de su inversión. Definitivamente los proyectos llevados a cabo con casetas prefabricadas son la mejor decisión cuando de prevenir se trata.
Cerrar menú